Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive
  • face instagram twitter  youtube linken login_icono

Ascensores y escaleras,

cada vez más eficientes

Bogotá, Colombia, 5 de diciembre del 2016. Gracias a los cambios tecnológicos en la industria del transporte vertical, el consumo de energía de los ascensores se ha reducido hasta en un 50 por ciento. La implementación de los variadores de velocidad, desde hace 30 años, hizo que la eficiencia energética redujera hasta la mitad el consumo de este recurso en los sistemas de transporte vertical.


Una década después, el mismo cambio se efectuó en las escaleras eléctricas, con resultados todavía más satisfactorios, de hasta un 70 por ciento en ahorro de energía.

Dadas las actuales condiciones de nuestro planeta, el cuidado y conservación de los recursos son una preocupación constante que no discrimina ningún sector de la industria en tanto que todos estos buscan la manera de que su actividad sea más amable con el ambiente.

“Por ejemplo, nuestros equipos Estilo Kone líder mundial en eficiencia energética aplicada al transporte vertical, instala en los ascensores los motores de imanes permanentes más eficientes del mercado. Estos motores conocidos como Ecodisc® no utilizan engranajes ni lubricantes contaminantes y además producen bajos niveles de ruido y vibración”, afirmó el Ingeniero Jairo Castro, Gerente Comercial del Área Neb (New Equipment Bussisness) Estilo Ingeniería.

Hoy por hoy los ascensores y las escaleras eléctricas no solo son más livianos, sino que también han disminuido los requerimientos de carga en las estructuras de los edificios y las exigencias de capacidad eléctrica instalada. Esto ha sido gracias al desarrollo de nuevos materiales, lo que ha posibilitado que los diferentes sistemas para el transporte vertical se fabriquen con menor peso y menor espacio, al tiempo que ofrecen mayor seguridad y reducen los consumos de energía al máximo.

Es innegable el incremento de la propiedad horizontal en las ciudades. En Bogotá, por ejemplo, actualmente el 70 por ciento de las viviendas son de este tipo, lo que implica también un mayor uso de los ascensores. Aún en las construcciones antiguas es posible aplicar la eficiencia energética, así lo explica el ingeniero Castro “con el fin de mejorar la eficiencia en las construcciones, sin importar su edad o tiempo de operación, las administraciones de los edificios pueden cambiar la iluminación de las cabinas de ascensores a sistemas con tecnología LED. En cabinas de ascensores muy recientes quizás ya este cambio este incorporado desde la fábrica”.

También es factible aplicar a los ascensores antiguos una actualización tecnológica a su sistema de control que permita la utilización de variadores de velocidad que optimicen el consumo de energía. Es viable el uso de motores sincrónicos de imanes permanentes y tracción directa, que permitan la eliminación de las cajas reductoras con engranajes, lo que implica un 35 por ciento de ahorro en el consumo de energía.

Otra acción que contribuye a la eficiencia energética es utilizar menores componentes y materiales más livianos. Por ejemplo, el uso de poleas de plástico en ascensores se convirtió en el estándar de la industria, algo que era impensable hace algunos años. En cuanto a las escaleras y rampas eléctricas, se puede adicionar sistemas de detección de bajo tráfico que reduzcan la velocidad de operación del equipo cuando no está en uso.

A futuro, los sectores están encaminados a continuar con las buenas prácticas para la eficiencia energética. Para ello, la tecnología y la innovación son factores clave en la sostenibilidad ambiental. Los avances tecnológicos de la industria del transporte vertical se proyectan a 35 años más, por lo que hay que estar preparados y en constante evolución.